TRIUNFA EN MÉXICO, DE ARGENTINA PARA EL MUNDO. COREÓGRAFA, BAILARINA Y MAMÁ: MARIA MENESES

Bailarina, coreógrafa, maestra, talent management y directora de Art Bunker MX, nos comparte su historia en la danza y los pasos que ha dado para poder llegar a crear y dirigir de manera coreográfica proyectos comerciales, shows, eventos de danza y musicales como Jesucristo Súper Estrella, Cabaret y Hoy No Me Puedo Levantar, proyecto en el que actualmente se encuentra.

De igual manera ha trabajado en televisión con proyectos como La Academia en TV Azteca y ha sido bailarina de Cristian Castro, Luis Miguel, Thalía y Paulina Rubio, por mencionar algunos.

Te compartimos la charla que tuvimos con ésta gran artista, mujer y madre que ha vivido y disfrutado su carrera con el amor y la pasión más grande hacia la danza.

¿Cómo es que la vida te llevo a ser parte de la danza?

Desde los 4 años sabía que quería bailar, fui muy determinante en mi decisión y a los 8 empecé a estudiar en Argentina, Buenos Aires.

Estudiaba danza y Karate, y a los 13 años me dieron a escoger entre una de las dos y sin duda escogí la danza, desde ese momento yo dije que quería ser bailarina.

¿Cuándo y cómo decidiste venir a México?

Desde hace 24 años llegué aquí a México, no sólo soy Argentina si no también mexicana, vine a probar suerte aquí y aquí me quedé. He ido a Los Ángeles y a Nueva York a prepararme pero México me atrapó y aquí hice mi carrera profesional.

Estaba en Argentina y me iba a ir a España con una compañía de folklor y tango y decidí que no tenía que irme con ellos y en ese momento mi mejor amiga estaba aquí en la compañía nacional de danza y ella me impulso a venir y así es como decidí venir a México.

Para mí México es todo, me abrió todas las puertas. Vine a probar suerte y la verdad es que me fue muy bien.

Cuando eres joven tienes que hacer todo lo que se te venga a la cabeza porque uno no tiene tantos miedos, todos los sueños que tienes en tu cabeza hay que hacerlos en ese momento, no hay ninguna traba.

¿Cómo es que te enfocaste al ShowBiz?

La danza contemporánea me encanta, pero sentía que no era muy bien remunerado con respecto al esfuerzo que es bailarlo. Aparte de que en cuanto llegué a México comencé en proyectos de Showbiz inmediatamente, mi camino fue muy claro.

¿Ha habido algún momento en tu carrera que te ha puesto a dudar de tu camino?

Cuando venían maestros a dar congresos acá, todos los maestros me decían que me fuera a Estados Unidos para crecer, pero yo estaba muy bien acá, yo tenia mucho trabajo aquí y hacía lo que me gustaba.

Mi pensamiento era: tengo muchos amigos allá y pienso que por luchar por sus sueños están abandonando una gran parte de su vida, porque por obtener sus papeles en ese entonces costaba mucho.

Y pensé, yo quiero vivir de lo que realmente me apasiona y no pienso ceder ningún solo día para trabajar de algo que no me gusta.

Decidí a quedarme y sigo aferrada, a veces he tenido el pensamiento de regresar a Argentina pero la danza es la que me detiene, mi vida ya está hecha aquí, mi mamá está aquí conmigo, al igual que mi hijo que es mexicano y su papá que es de Argentina, pero vive aquí.

¿Cuál es tu sueño más grande en este momento de tu vida?

Me encantaría dirigir un proyecto cultural internacional masivo, tener mi agencia “Art bunker” también en Buenos Aires, Argentina con amigas que han estado aquí y se regresaron. Y también poder hacer intercambios, principalmente México-Argentina y después otros países también, crear una compañía con la cual yo pueda generar intercambios culturales y de clases con maestro de aquí.

Finalmente, mucha gente de Buenos Aires y de aquí son muy talentosos y me gustaría que los conocerían en ambos países.

Cuéntanos un poco de ArtBunker.

ArtBunker nació por una necesidad de expandirme y expandir. Si yo lo hacía sola no iba a crecer nunca.

Al fundar esto y creándolo tenia la posibilidad de hacer más proyectos. Tengo la posibilidad de colaborar y contratar bailarines, coreógrafos, actores y mandarlos a casting, hacer muchas cosas.

¿Qué te inspiró a crearlo?

Trabajé mucho, hasta psicológicamente para poder dejar el escenario, yo no quería que me dijeran que tenía que bajarme del escenario, si no que fuera una decisión propia. Las circunstancias me llevaron a crear ArtBunker, me llegaron muchos proyectos y decidí que era el momento de crecer.

No voy a bailar hasta los 50 años, quiero bajarme del escenario en un buen momento, con ganas, haberlo disfrutado y disfrutar mi otra etapa,

Hoy en día, como maestra y coreógrafa disfruto mucho ver a la gente hacer su trabajo, a mis alumnos cuando están bailando y eso está increíble.

Entrevista: @sarminluis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *