REGRESO INCIERTO PARA LA DANZA EN LATINOAMÉRICA

Se habla de la reactivación paulatina de diversas actividades deportivas y recreativas, pero poco se ha escuchado del regreso a los salones de danza en Latinoamérica.

En algunas partes del mundo donde el virus ha tenido un mejor control, diversos estudios, academias y escuelas de danza han abierto sus puertas con los nuevos protocolos de seguridad. 

En Europa, algunos lugares de Asia y Estados Unidos, por ejemplo, diversas escuelas han regresado implementado el uso del cubre bocas y apertura a grupos reducidos. En Alemania se ha solicitado entre 4 y 5 metros de distancia, las clases tendrían que ser a menos personas de acuerdo al espacio, además cada grupo debe ser fijo para que puedan detectar riesgos en caso de contagio. 

¿Pero que ocurre con Latinoamérica? Después de tres meses en donde el problema se convirtió en un tema global, muchas escuelas se fueron a la quiebra y lamentablemente se vieron obligados a cerrar sus espacios. 
La comunidad dancística tiene más dudas que certezas, pues se espera entrar al semáforo verde para poder reactivar las clases y adaptarse a la nueva normalidad en las aulas. 

Se habla de que posiblemente en septiembre puedan retomarse clases presenciales, sin embargo no hay una fecha confirmada.

La danza es una fuente de trabajo para miles de personas, hay lineamientos y posibles fechas para volver a abrir los gimanasios, pero no para espacios culturales. 

El regreso no será fácil, habrá modificaciones importantes, será una nueva generación que tendrá que enfrentarse a una nueva concepción de la danza. 

Si eres amante de esta disciplina, te recomendamos continuar tomando clases online en la medida de tus posibilidades, el arte es una de las piezas más importantes en la cultura de un país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *